Al volanteCabriosCero EmisionesEléctricosFiatVideos
Tendencia

Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021

El clásico Cinquecento se renueva y electrifica.

Esta semana hemos tenido la oportunidad de probar el renovado icono de Fiat, pero esta vez en su versión descapotable y 100% eléctrica. Exacto, hemos probado el Fiat 500 E Cabrio, un coche que cuenta con la última tecnología, pero que guarda la estética de los años 60 y la “Dolce Vita”.

Hay varios guiños al pasado del 500, como estos intermitentes que sobresalen del capó.

Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021
Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021

Análisis exterior e interior

El 500 E Cabrio apenas cambia respecto al nuevo 500. Tan solo, como es lógico, el techo, que cambia por una capota eléctrica, y una tapa de maletero bastante pequeña que ha tenido que ser modificada para poder alojar la capota una vez plegada justo encima de ella.

En esta unidad contamos con un precioso Azul metalizado que la marca ha denominado “Azul Celestial”. Se trata de un azul muy claro que en función de la luz se pueden apreciar ciertos toques en blanco. También contamos con unas bonitas llantas de 17” adiamantadas y pintadas en negro que cuenta con ciertos toques en plata, dándole un aspecto bastante moderno y que encajan a la perfección con el diseño del 500.

En el frontal contamos con los renovados faros divididos y con tecnología led, al igual que en los pilotos traseros.

 Como curiosidad, tenemos un pequeño guiño al Fiat “cinquecento” de los años 60. Se trata de los intermitentes laterales, que se encuentran entre la aleta y el capó con una forma de aletín que sobresale de la carrocería un par de centímetros.

La guinda tecnológica la culmina en el exterior las manetas de las puertas. Se tratan de unos pulsadores eléctricos ubicados en el interior de la maneta que queda a ras del paño de la puerta, dándole así un plus de aerodinámica y un diseño más sofisticado.

Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021

Al igual que se ha renovado el exterior, el interior también cuenta con una amplia actualización. En primer lugar, tenemos un salpicadero en plástico, aunque bien rematado, con unas terminaciones en plástico pintado en el mismo color de la carrocería, imitando el interior del 500 original.

El cuadro de instrumentos es totalmente digital. Se trata de una pantalla a color, con muy buena resolución, aunque muy simple pero efectivo, pues te muestra lo esencial para la conducción. También contamos con una pantalla de 10” en formato horizontal para el sistema de infoentretenimiento, equipado con el sistema U connect de Fiat, donde podremos utilizar tanto Android Auto y Apple Car Play.

Justo debajo encontramos el sistema de climatización, que es totalmente independiente de la pantalla. Algo de agradecer ya que no nos distraeremos en exceso a la hora de configurarlo.

En el centro encontramos un hueco donde podremos dejar el móvil, pues, además, cuenta con carga inalámbrica. También podremos hacer uso de las tomas USB (1 tipo C y un USB convencional) que se encuentran en el mismo hueco y que sirven para conectar el móvil a través de Android Auto o Apple Car Play, o para cargar sin más el teléfono.

Como si de teclas de un piano se tratase, encontramos el selector de marchas a lo largo del borde inferior del hueco anteriormente mencionado. Con ellas, seleccionaremos la Directa, Reversa, Parking o Neutro como en un coche automático convencional.

El volante es un claro guiño al pasado. Como el volante del primer 500, cuenta con tan solo dos radios. Aunque éste está diseñado para el siglo XXI. Cuenta con un buen grosor y está rematado en símil cuero. Además, incorpora los botones para el control de velocidad y para controlar el sistema de infoentretenimiento. Incluido Airbag, claro.

Los asientos delanteros están terminados en una tela gris, con un bordado alrededor en color bronce, que contrasta con la tapicería y los colores del interior. Resultan muy cómodos y recogen bastante bien, gracias a su acolchado y su ergonomía. Tanto en el asiento del acompañante, como las plazas traseras presentan anclajes isofix. Algo a tener en cuenta si tienes niños pequeños.

Entre ambos asientos delanteros se encuentra una pequeña consola, separada del salpicadero, donde encontraremos un profundo hueco portaobjetos con una tapa corrediza, al igual que el freno de estacionamiento eléctrico y el selector de modos de conducción.

Las plazas traseras son casi testimoniales, aunque se les puede dar uso para viajes cortos.

Debido a la estrechez del coche, tan solo homologa dos plazas en la banqueta trasera, además de que es casi imposible ir tres adultos medianamente cómodos ahí sentados. Sin embargo, hay espacio a lo ancho suficientemente correcto para dos ocupantes ahí atrás. Si bien es cierto que, tanto el pelo como las piernas pronto tocaran con el techo y con los asientos respectivamente. Bueno, si descapotamos el coche, con el techo no.

Finalmente contamos con un maletero muy pequeño, de tan solo 185 litros de cubicaje. Para hacer una compra de unas pocas bolsas nos vale, pero para poco más. Por suerte, la capota no se introduce dentro del habitáculo del maletero, por lo que no nos resta espacio de carga, ni tenemos que andar con cuidado de que los objetos en el maletero dañen la capota como sí ocurriría en otros cabrios.

PRUEBA DINÁMICA

Sin duda, este pequeño urbanita destaca, como si no, en la ciudad, su hábitat natural.

Gracias a sus dimensiones, es muy muy ágil y resulta fácil de conducir en ciudad. Además, puesto que se trata de una versión 100% eléctrica, no podremos hacer más de 300 km de recorrido, por lo que hacer un viaje largo no entra en los planes del 500.

Nuestra unidad contaba con la batería de 43 kWh y un motor eléctrico de 118 caballos que homologa una autonomía de 320 Km. Reales son algo menos, pues llega a rozar los 300 km de autonomía.

En cambio, la versión más básica (y también más barata) cuenta con una batería de 23,7 kWh y un motor eléctrico de 95 caballos, homologando 180 Km de autonomía.

La suspensión resulta muy cómoda ya que presenta un tarado de suspensión blando. Sin embargo, la carrocería apenas se balancea a la hora de tomar curvas o al frenar bruscamente.

Además, gracias a sus 118 caballos, obtenemos una gran aceleración que nos permitirá movernos ágilmente tanto en ciudad como en carretera.

VIDEO PRUEBA en YouTube

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

¿QUÉ SE PUEDE MEJORAR?

IMÁGENES DISPONIBLES DEL VEHÍCULO PROBADO

En todo nuestro proceso de prueba, realizamos una serie de galería de imágenes de la moto probado para que podéis descargar en vuestro dispositivo, muchas gracias por leernos!

Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021 / Google Photos

Nuestra valoración

Diseño exterior
Diseño exterior 90%
Diseño Interior
Diseño Interior 80%
Calidades del Interior
Diseño Interior 75%
Motorización
Motorización 85%
Consumos
Consumos 80%
Puesto de conducción
Puesto de conducción 85%

Veredicto Final

Si estás buscando un coche para tu día a día en la ciudad con personalidad propia y que además sea eléctrico, seguro que el Fiat 500 E Cabrio te convence. A mi parecer, es un producto redondo. Buenos acabados, diseño atractivo, buen comportamiento dinámico… Eso sí, barato no es. Esta unidad con el acabado Icon se encuentra disponible desde 30.000€ sin descuentos. Por encima tenemos la versión “La Prima” que parte desde los 38.000€. Sin duda, si te lo puedes permitir, es un buen coche a elegir.
Alejandro Moya - SuperMotor.Online
Alejandro Moya
Probador
Al volante del Fiat 500 E Cabrio 2021

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Más información
Privacidad

Bloqueador de anuncios detectado

Se ha detectado un bloqueado de anuncios, comprendemos que pueda resultar incómodo navegar por la web con anuncios, pero gracias a ellos podemos hacer nuestro trabajo y traer el contenido para que lo puedas disfrutar, te agradeceríamos mucho que lo desactivaras para continuar navegando por nuestra web. Gracias!