RODANDO CON

Aprilia Tuono V4 1100 Factory 2020

Potencia desmedida bajo control

Análisis Exterior

Como muchas marcas, el origen de la marca data de mediados del siglo XX con el inicio de fabricación de bicicletas que posteriormente amplió su producción a pequeñas motos de cross a partir de 1974.

A finales de siglo comenzaría la producción de scooters y motos de gran cilindrada con la aparición de la gama RSV y la correspondiente participación en el campeonato mundial de motociclismo, copando de triunfos a la marca italiana.

Con el paso del tiempo la marca se ha ido adaptando al mercado estrenando una gama amplia de modelos para todos los gustos, como por ejemplo el streetfighter, categoría que lidera nuestra invitada, la Tuono V4.

Parte ciclo de superbike en un formato naked y contenido

La Tuono cuenta con un estratosférico motor de 4 cilindros en “V” que declara 175 caballos a 11.000 rpm y un par motor de 121 Nm a 9.000 rpm.

Todo ese potencial para mover 185 kg de peso, una bala en toda regla.
La Hypernaked de Aprilia hereda el bloque y la parte ciclo de la RSV4 con pequeñas modificaciones para reducir la potencia y aumentar el par motor.

El chasis está conformado por una doble viga con elementos fundidos y secciones estampadas en chapa de aluminio y para la suspensión el acabado Factory equipa Öhlins electrónicas desarrolladas específicamente para esta moto. Estas suspensiones usan la tecnología Smart EC 2.0, de manejo sencillo, se pueden configurar de manera manual o automática gracias a los tres modos disponibles -Track, Sport y Race-. En este modo automático, la centralita se encarga de procesar los datos recibidos desde los distintos sensores y provoca la adecuación de las suspensiones dependiendo del estado del asfalto y del estilo de conducción. El sistema se encarga también de operar sobre el amortiguador de dirección Öhlins.

La configuración manual permite al piloto customizar la suspensión para cada situación de forma sencilla y rápida a través de la pantalla TFT.

DETALLES

El acabado Factory cuenta con detalles de personalización muy llamativos con colores corporativos de lo más “racing”

Rodando con la Aprilia Tuono V4 1100 Factory
Rodando con la Aprilia Tuono V4 1100 Factory

Pantalla TFT con toda la información 

Motorización probada

 Motor V4 de 65 °

\

Cilindrada exacta: 1077 cc

\

Potencia máxima: 129 kW (175 CV) a 11.000 rpm

\

Torque máximo: 121 Nm a 9.000 rpm

\

Emisiones: 183 g/km C02

Rodando con la Aprilia Tuono V4 1100 Factory

Prueba en Ciudad

Sinceramente, ¿quién quiere esta moto para recorrer la aburrida ciudad e ir a trabajar? En principio nadie, pero puede sorprender la capacidad de polivalencia de la Tuono en la jungla de asfalto.

 

Obviamente no es una moto cómoda debido a que todos sus componentes están orientados a la deportividad pero pequeños detalles como la no tan radical postura de conducción o la suavidad del quickshifter a bajas vueltas hacen que el funcionamiento en la urbe sea más que correcto. Con el modo “sport” podremos circular a 50 km/h sin problema, eso sí, el asiento nos hará re-colocarnos más de una vez en los semáforos.

En cuanto a los consumos no podemos esperar gran cosa pero si podremos bajar de los 8 litros a los 100 kms si nos portamos bien.

La suspensión deportiva no va a dar tregua ni en su modo más confortable, son duras, como debe ser, así que mejor no llevar durante mucho tiempo un acompañante en el colín, pese a estar homologada para dos personas, puede ser un auténtico suplicio.

Prueba en Carretera

Y vamos a lo que de verdad importa, el asfalto fuera de la ciudad es su hábitat y al primer golpe de gas te catapulta sin importar la pericia a sus mandos, es muy fácil (y peligroso) ir rápido en la Tuono. Si antes hablábamos del confort del quickshifter a ritmos de ciudad debemos resaltar la fluidez y contundencia con la que enlaza las marchas es una delicia.

 

Mediante los modos de conducción podremos adaptar a nuestras exigencias los parámetros de la moto (motor, suspensión y dirección). El modo intermedio es el ideal para hacer una conducción deportiva en carretera abierta, la suspensión se vuelve más rígida y el gas es más reactivo. El modo Race mejor dejarlo para circuito.

Una moto tan veloz debe contar con un equipo de frenado a la altura y han confiado en Brembo para equipar un doble disco con ABS desconectable de 330 mm con pinza monobloque M50 de anclaje radial y cuatro pistones en la rueda delantera.

En la rueda trasera tenemos un disco de 220 mm con pinza de doble pistón.

La suspensión delantera depende de una horquilla invertida Sachs de 43 mm y un recorrido de 120 mm con regulación en compresión, extensión y precarga mientras que en la trasera contamos con un monoamortiguador con sistema progresivo y botella de gas separada y sistema progresivo APS, 130 mm de recorrido y regulación en compresión, extensión, precarga de muelle y longitud.

En definitiva, puede ser una de las mejores y más excitantes naked para hacer curvas, con una ligereza y un aplomo únicos, al nivel de una superbike pero con algo más de comodidad para trayectos largos.

VIDEO-PRUEBA

Rodando con la Aprilia Tuono V4 1100 Factory

LA PRUEBA EN NUESTRA CUENTA OFICIAL DE INSTAGRAM

AVANCES DE LA PRUEBA

Nuestra valoración

Nuestra valoración por apartados generales de la moto.
  • Diseño 80% 80%
  • Equipamiento 100% 100%
  • Motorización 100% 100%

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

Sistema de marchas

N

Aprobado

Diseño radical pero tradicional

N

Aprobado

Motor explosivo

N

Aprobado

Tecnología en ayudas al pilotaje

N

Aprobado

¿QUÉ se puede mejorar?

Iluminación anticuada (podía llevar Full Led)

M

Mejorable

Indicador de gasolina

M

Mejorable

veredicto final

Hasta la fecha es lo más radical que ha pasado por nuestro garaje, pero fuera de toda sorpresa no es solo una maquina de correr, es una moto equilibrada, fácil de manejar y tranquila (si queremos que lo sea) pero que luego te ofrece una experiencia de pilotaje a la altura de las RR más radicales del mercado.

Aprilia tiene un color especial y para nosotros es éste trueno llamado Tuono Factory.