RodandoVideos
Tendencia

Rodando con la Yamaha XSR 125 2022

La gama Faster Sons tiene un recorrido relativamente corto en el mundo de las motos pero ha supuesto un gran cambio en la percepción del mundo retro de las dos ruedas. La aparición de la XSR 700 resultó todo un acierto para la marca, ayudando a salir de los diseños modernos y aprovechando el tirón que empezaba a tener el estilo neoretro en el mercado mundial.

Con la base de la Yamaha MT-07 consiguieron crear un concepto roadster deportivo y nostálgico, con el carácter inconfundible de la marca de los diapasones.

Casi al mismo tiempo repetían la fórmula con su hermana mayor, dando el estilo clásico a la MT-09 con la potente XSR 900, una tres cilindros que es todo un lobo con piel de cordero.

Parecía que la marca no quería seguir el método de aprovechamiento de plataformas modernas para crear motos vintage de baja cilindrada hasta que, en 2020 dieron la sorpresa con la base de la Yamaha MT-125 logrando crear una sencilla moto de acceso al universo Faster Sons con carnet de coche.

La fórmula no falla, la XSR 125 es una pequeña moto retro que bebe de la esencia de sus hermanas mayores, una mezcla perfecta entre deportividad y elegancia.

Rodando con la Yamaha XSR 125 2022
Rodando con la Yamaha XSR 125 2022

PRUEBA EN CIUDAD

Si salimos de la ciudad nos encontraremos una moto estable y con un ritmo óptimo para desenvolverse bien en carretera secundaria. Su peso contenido nos permitirá trazar con facilidad y su motor nos impulsará, al máximo de sus posibilidades, de manera decidida entre curva y curva. La frenada es más que decente gracias a un disco de 267 mm mordido por una pinza de doble pistón y otro trasero de 220 mm equipados con ABS.

La suspensión es blanda, perfecta para ciudad y algo torpe en carretera si exigimos el máximo a la XSR, es un tarado acertado puesto que deberá primar el confort de marcha antes que la dureza deportiva de otros conceptos.

Como bien decía antes, el asiento es la gran sorpresa negativa del modelo, por apariencia, podría resultar un asiento amplio y cómodo propio de motos de corte retro, pero la realidad es que la base es muy elevada y, por tanto, fina en cuanto a su composición interior. Como consejo para aquellos que quieran sustituir el asiento por otro más estético, no tengáis miedo a perder confort, no habrá mucha diferencia.

En autovía muestra las deficiencias propias del segmento, su ritmo es bueno pero al llegar a 100 km/h no podremos exigirle mucho más, si es cierto que con paciencia el velocímetro alcanzará los 120 km/h en llano y podremos llevar un ritmo de crucero al límite de lo permitido legalmente, convirtiéndose así en uno de los motores con más punta de la categoría.

Para aquellos que quieran llevar acompañante, debemos decir que el puesto trasero no mejora respecto al delantero, es duro aunque su tamaño es considerable, el paquete podrá hacer bastantes kilómetros con una posición cómoda pero sintiendo igualmente un mullido escaso.

PRUEBA EN CARRETERA

Pero si compramos esta moto es para olvidarnos de la ciudad y recorrer las carreteras de nuestro país o, si eres más aventurero, algunas internacionales.

Si en ciudad era una moto cómoda en carretera es mucho mejor, muy estable a todas las velocidades y con un confort de marcha propio de una maxitrail premium gracias a unas suspensiones muy aptas para viajar: Horquilla invertida Kayaba de 43 mm de diámetro y 160 mm de recorrido en el eje delantero y monoamortiguador hidráulico progresivo con 159 mm de recorrido y ajuste en precarga y extensión.

Para la frenada confían en dos discos flotantes de 310 mm con pinza monobloque de anclaje radial y 4 pistones firmada por Tokiko en la rueda delantera y un disco de 260 mm con pinza monopistón firmada por Nissin, toda una señal de confianza a la hora de detener nuestra V-Strom.

El asiento de dos piezas resulta cómodo, con un mullido óptimo y unas formas que favorecen la ergonomía en largos viajes, es probable que la fatiga nos llegue coincidiendo con la parada de repostaje.

Los 20 litros de depósito nos permitirán hacer unos 400 kilómetros siempre y cuando controlemos el gas.

El bloque de 1037 centímetros cúbicos y doble árbol de levas transmite a las ruedas 106 caballos a 8500 vueltas y un par motor de 103 Nm a solo 4000 revoluciones por minuto.

Por último debemos hacer hincapié en su fabulosa protección al aire, solo haría falta poder ajustar la altura de la pantalla sin necesidad de bajarnos de la moto.

VIDEO PRUEBA en YouTube

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

¿QUÉ SE PUEDE MEJORAR?

VEREDICTO FINAL

Se ha hecho esperar, pero la versión de acceso de la gama XSR ha llegado equipada con un motor enérgico, suave y eficiente acompañado por un diseño marca de la casa que juega muy bien con detalles clásicos y actuales.

El estilo neoretro sigue de moda entre aquellos que buscan una primera moto y Yamaha ha querido aportar su granito de arena con un modelo sencillo pero bien terminado. ¿Tendremos pronto una XSR 300? De momento habrá que esperar el siguiente movimiento de la marca de los diapasones.

Pero, ¿Necesitamos tanta capacidad offroad, o en la gran mayoría es puro postureo? La unidad de la semana es muy capaz de satisfacernos en el uso habitual de la mayoría, pudiendo recorrer ciudades, autovías, carreteras secundarias e incluso pistas.

IMÁGENES DISPONIBLES DE LA MOTO PROBADA

En todo nuestro proceso de prueba, realizamos una serie de galería de imágenes de la moto probado para que podéis descargar en vuestro dispositivo, muchas gracias por leernos!

Rodando con la Yamaha XSR 125 2022 / Google Photos

Nuestra valoración

Diseño
Diseño 80%
Equipamiento
Equipamiento 65%
Motorización
Motorización 85%
Rodando con la Yamaha XSR 125 2022

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Se ha detectado un bloqueado de anuncios, comprendemos que pueda resultar incómodo navegar por la web con anuncios, pero gracias a ellos podemos hacer nuestro trabajo y traer el contenido para que lo puedas disfrutar, te agradeceríamos mucho que lo desactivaras para continuar navegando por nuestra web. Gracias!