BMW Concept i4

Mar 4, 2020 | Actualidad sobre 4 ruedas, Mundo BMW

El Grupo BMW está escribiendo un nuevo capítulo de su historia con la presentación de un Gran Coupé eléctrico. El BMW Concept i4 lleva la propulsión eléctrica al corazón de la marca BMW y anuncia una nueva era en el placer de conducción. El BMW Concept i4 representa un anticipo del BMW i4, programado para entrar en producción en 2021 como el primer modelo totalmente eléctrico del Grupo BMW en el segmento premium de tamaño mediano.

El Grupo BMW está escribiendo un nuevo capítulo de su historia con la presentación de un Gran Coupé eléctrico. El BMW Concept i4 lleva la propulsión eléctrica al corazón de la marca BMW y anuncia una nueva era en el placer de conducción. El BMW Concept i4 representa un anticipo del BMW i4, programado para entrar en producción en 2021 como el primer modelo totalmente eléctrico del Grupo BMW en el segmento premium de tamaño mediano. Este concept proporciona una visión completamente nueva de la característica excelencia dinámica de BMW es y combina un diseño moderno, elegante y deportivo con la amplitud y funcionalidad de un Gran Coupé de cuatro puertas; todo mientras, con cero emisiones locales.

“El BMW Concept i4 lleva la electrificación al núcleo de la marca BMW,” asegura Adrian van Hooydonk, vicepresidente senior de diseño del Grupo BMW. “El diseño es dinámico, limpio y elegante. En resumen: un BMW perfecto que además genera cero emisiones”. Las sobresalientes cifras del sistema de propulsión incluyen una autonomía de 600 km (373 millas/WLTP), una potencia de hasta 530 CV, una aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4 segundos y una velocidad máxima de más de 200 km/h. Sin embargo, las cualidades de conducción del BMW Concept i4 no se pueden expresar solo en cifras. La entrega virtualmente silenciosa de la potencia crea una sensación de dinamismo completamente nueva.

“El diseño del BMW Concept i4 muestra unas proporciones fantásticas, un carácter poderosamente expresivo y, por supuesto, mucha atención al detalle,” añade Domagoj Dukec, Director de BMW Design. “Con el display curvado de BMW, hemos redefinido el enfoque hacia el conductor distintivo de BMW de una manera extremadamente elegante. Al mismo tiempo, el BMW Concept i4 transmite una sensación de placer de conducción sostenible”. El Concept i4 incluye varios elementos de diseño exterior e interior que aparecerán tanto en el BMW i4, como en otros vehículos de producción con motor eléctrico.

El interior: la innovación se encuentra con el minimalismo

El interior del BMW Concept i4 se centra en los momentos en los que el conductor decide conducir el coche por sí mismo. Con este fin, cada elemento de la parte delantera del habitáculo está centrado en el conductor. El nuevo display curvado de BMW se conjunta con el volante para revelar una nueva visión del diseño orientado hacia el conductor y ofrece un anticipo de la pantalla que montarán las versiones de producción del BMW iNEXT y el BMW i4. Aquí, las superficies de presentación de la pantalla de información y el Control Display se fusionan en una sola unidad que mira al conductor. Esta agrupación de pantallas optimiza la presentación de información y hace que el manejo táctil de la pantalla sea más intuitivo. La avanzada tecnología de vidrio no reflectante de la pantalla elimina la necesidad de una cubierta para darle sombra y contribuye al diseño despejado del salpicadero.

La display curvado de BMW abarca un gran porcentaje del espacio frente al conductor y sobre la consola central, y otorga una apariencia muy moderna a esta zona. Su forma delgada y sin bordes irradia calidad y sofisticación. Casi todas las funciones operativas están integradas en la pantalla como parte de un enfoque general centrado en reducir al mínimo el número de controles táctiles. Incluso el sistema de control de la climatización funciona ahora mediante un control táctil.

Centrado en lo esencial

La sección frontal alrededor del display curvado de BMW también destaca por su minimalismo. El uso discreto de diferentes materiales y la disposición básica de los controles crean un ambiente moderno, pero también lujoso. Con esto en mente, los elementos como las salidas de aire se integran de manera casi invisible en la geometría general.

Las franjas decorativas, en una cálida combinación de bronce dorado y cromo, otorgan un toque de clase alta al interior. El panel de control central reemplaza la tradicional palanca de cambios por un mando tipo joystick. Elementos como el controlador iDrive y los botones de memoria del asiento en las puertas están terminados en un elegante cristal. La combinación de tela/cuero para los asientos, compuesta de microfibra con gráficos lineales y cuero natural curtido con hojas de olivo, dan un toque de alta calidad y sostenibilidad al interior. El resultado global es un habitáculo claramente estructurado, luminoso y desahogado, que transmite la tranquilidad y autoridad de los sistemas de propulsión eléctricos.

Espaciosa parte trasera

BMW Concept i4Los pasajeros de los asientos traseros son recibidos por un compartimento de generosas dimensiones, que ofrece unas cotas de altura y espacio para las piernas que superan las expectativas de un coupé. Los reposacabezas integrados de los asientos delanteros y traseros aumentan el carácter deportivo. El recorte en los reposacabezas es un detalle elegante que hace referencia a los actuales modelos deportivos BMW.

Los asientos traseros mantienen el diseño horizontal general al emerger de las puertas, creando una sensación de salón en la parte trasera. Mientras tanto, los asientos exteriores imitan la forma dinámica de los asientos delanteros, aumentando la atmósfera deportiva. También presentan muy pocas costuras, lo que enfatiza la sensación limpia y moderna del interior.

Interfaz de usuario evolucionada con Modos de Experiencia

La agrupación de pantallas con el nuevo display curvado de BMW proporciona una puerta de entrada digital a la era eléctrica en BMW. Su aspecto está claramente influenciado por los últimos dispositivos electrónicos y tienen un deliberado diseño “menos de automóvil”. En la pantalla, las capas planas proporcionan una profundidad visual considerable. En general, el display curvado de BMW y el nuevo enfoque de presentación se combinan para proporcionar una experiencia de visualización de contenido de primera clase.

Hay tres modos de experiencia que permiten a los usuarios explorar las diversas facetas del sistema de propulsión eléctrica y que también proporcionan una mirada hacia adelante, al menos en términos visuales, del sistema operativo de próxima generación que se lanzará a partir de 2021. La diferenciación entre los tres modos de experiencia (“Core”, “Sport” y “Efficient”)  se enfatiza visualmente en algunas ocasiones; y abarca desde cómo el usuario experimenta la pantalla y los gráficos, hasta cómo se presenta el interior. La iluminación ambiental en el tablero, las puertas e, indirectamente, debajo de la pantalla, indican los ajustas que se han elegido.

El modo “Core” introduce en el área del conductor a una interpretación actualizada de los cuatro “widgets” familiares del concepto de visualización de los modelos actuales. En este modo los gráficos repiten el patrón sobre las rejillas de ventilación y el acento de color Gold Bronze, haciendo una referencia consciente al lenguaje de diseño interior. En el área donde solía colocarse la pantalla central, ahora se alinean un mapa y widgets. El usuario puede navegar por los widgets diagonales con un deslizamiento y organizarlos intuitivamente arrastrando y soltando. Esto permite adaptar la pantalla a sus preferencias personales.

En el modo “Sport”, los “widgets” se acercan y crean una visión centrada. Los movimientos laterales detrás de ellos se utilizan para mostrar cómo de cerrada es la siguiente curva, lo que facilita la conducción anticipada. Esta forma de presentación de contenido también permite una visualización periférica efectiva. El área de la derecha de la pantalla muestra funciones específicas de una forma similar a como lo hace la aplicación de temporizador de vueltas de BMW M.

En el modo “Efficient” debuta la  “Vista de conducción asistida”, que muestra al conductor lo que están detectando los sensores del automóvil. Este modo de experiencia abre una visión más profunda de la tecnología del automóvil y cómo se comunica con su entorno. En el BMW Concept i4, el objetivo de este modo se centra en la conducción anticipada y eficiente, y para ello incorpora información clave para una conducción eficiente. El área de la derecha de la pantalla muestra información adicional del vehículo, como el nivel de carga y la autonomía.

El frontal: la atractiva cara de una nueva era

El frontal del BMW Concept i4 presenta los elementos familiares de BMW en una nueva apariencia, otorgando un rostro visualmente poderoso a la era eléctrica en BMW. La prominente parrilla de riñones cerrada proporciona una conexión tangible entre el pasado y el futuro de BMW. Este elemento icónico de BMW también adquiere una nueva funcionalidad: sin un motor de combustión que requiera refrigeración, la rejilla ahora sirve principalmente como un “panel inteligente” que aloja varios sensores. La parrilla coquetea con la tecnología oculta con un diseño especial para este modelo. Los faros también proporcionan un puente entre el pasado y el futuro, y el clásico frontal de cuatro ojos se rememora con una interpretación muy moderna y reducida. Dos complejas ópticas LED independientes a cada lado integran todas las funciones de iluminación necesarias. Las superficies limpias y las líneas nítidas alrededor de la parrilla crean una imagen frontal contemporánea y con un considerable impacto visual. El acento azul BMW i del marco de la rejilla acentúa la personalidad del diseño frontal.

Primeros pasos de la nueva identidad de marca BMW

En el transcurso de la presentación del BMW Concept i4, BMW desvelará por primera vez su nueva imagen de marca. El nuevo logotipo también es la base del emblema de la marca  en el BMW Concept i4. Su diseño bidimensional y transparente garantiza una integración perfecta y da aún más protagonismo al color exterior especial Frozen Light Copper. Este concept no solo tiene la tarea de mirar hacia el futuro en términos de estética, tecnología e innovación, sino que también explora el potencial de diseño de la marca BMW.

Una zaga impactante con cualidades aerodinámicas

La parte trasera del BMW Concept i4 se posiciona baja sobre la carretera y dibuja una figura ancha y horizontalmente enfatizada. Las superficies progresan a través de la parte trasera en un movimiento suave y exuberante, y le dan una apariencia muy moderna y calmada. Las ópticas traseras en forma de L, largas y delgadas, siguen la misma línea. Bajo las luces traseras, las superficies anguladas hacia adentro incorporan salidas de aire verticales y forman labios que mejoran la aerodinámica. La verticalidad del diseño de esta zona enfatiza la postura deportiva del automóvil. Más abajo, el faldón trasero tiene una presencia contundente y mejora la eficiencia aerodinámica. Donde antaño se hubieran encontrado tubos de escape, los elementos difusores en BMW i Blue indican la presencia de un sistema de transmisión puramente eléctrico y hacen referencia al diseño del BMW i Vision Dynamics.

El exterior: estética electrificante

El moderno y elegante diseño exterior representa un contrapunto deliberado al dinamismo de la experiencia de conducción. Las proporciones del Gran Coupé perfectamente resueltas crean una apariencia auténtica, moderna y segura. La larga distancia entre ejes, la línea del techo ‘fastback’ y los cortos voladizos crean una silueta básica que rebosa elegancia y dinamismo. Con sus cuatro puertas, el BMW Concept i4 ofrece no solo un alto nivel de usabilidad y practicidad cotidiana, sino también un interior mucho más grande de lo que a primera vista sugerirían las modernas y dinámicas proporciones del automóvil.

Superficies claras y cuidada aerodinámica

Las suaves y nítidas líneas, y los volúmenes tensos, se fusionan en unas formas escultóricas suavemente contorneadas que crean un lenguaje de superficies claro. El moderno tono de pintura Frozen Light Copper repite el matiz de color del BMW Vision iNEXT y resalta la interacción de las superficies con un efecto visual impresionante. Los elementos azules en la parte delantera, los flancos y la parte trasera apuntan a los orígenes BMW i de este automóvil. Estos detalles ponen en relieve los iconos distintivos de BMW i y llevan a la superficie la tecnología que hay por debajo. Por ejemplo, los riñones en su papel de panel inteligente, las molduras laterales que ocultan la tecnología de la batería y los elementos difusores en la parte trasera, que llenan el espacio de diseño vacante por los tubos de escape y mejoran la eficiencia aerodinámica.

Otras medidas aerodinámicas maximizan la autonomía eléctrica del automóvil. La parrilla de riñones cerrada y los faldones son ejemplos de la sofisticada ingeniería de flujos de aire. Otro elemento distintivo del coche son las llantas, diseñadas exclusivamente para el BMW Concept i4, que combinan un diseño aerodinámico y ligero. Sus superficies lisas, y por lo tanto optimizadas aerodinámicamente, contrastan con radios ultraligeros y de elevada resistencia. Las llantas extienden la paleta de colores y materiales del automóvil, enfatizando su carácter lujoso.

El sonido del BMW Concept i4

El BMW Concept i4 no solo se caracteriza por su personal diseño, sino también por disponer de un sonido propio, visionario y único. Este sonido ha sido desarrollado por el compositor de renombre mundial Hans Zimmer, junto con el diseñador de sonido de BMW Renzo Vitale, bajo la marca de BMW IconicSounds Electric. Esta empresa tiene como objetivo hacer más emocionales y audibles los vehículos eléctricos de BMW, utilizando mundos sonoros individuales. El sonido del BMW Concept i4 lo logra a la perfección, combinando el pasado y el futuro de BMW. Le da al conductor la sensación de que no hay límites de expresión. El sonido es múltiple, sorprendente y proporciona una sensación de ligereza y transparencia. Los mundos sonoros del BMW Concept i4 van desde los sonidos de conducción en modo “Core” hasta los sonidos más intensos y pronunciados del modo “Sport”. También se incluyen los sonidos de la apertura de la puerta y la presentación de inicio.

La tecnología destinada al próximo BMW i4

La tecnología BMW eDrive de quinta generación es una característica definitoria del BMW i4 y, por lo tanto, también de la futura movilidad eléctrica. El BMW iX3 que entrará en producción en 2020 liderará la aplicación de esta nueva tecnología, que se presentará en una serie de vehículos BMW con motor eléctrico, como el BMW iNEXT y el BMW i4. El motor eléctrico, la electrónica del sistema de propulsión, la unidad de carga y la batería de alto voltaje que utilizan la tecnología BMW eDrive de quinta generación, son desarrollos completamente nuevos que permiten al Grupo BMW dar un significativo paso adelante en el campo de los sistemas de propulsión electrificados. El motor eléctrico desarrollado para el BMW i4 genera una potencia máxima de hasta 390 kW/530 CV, que lo posiciona en términos de potencia junto al actual motor de combustión BMW V8. Su entrega de potencia instantánea le da al BMW i4 atributos de rendimiento sobresalientes y una eficiencia excepcional.

La quinta generación del BMW eDrive también trae una batería de alto voltaje de nuevo diseño que emplea la última tecnología de celdas de batería. La versión de la batería desarrollada para el BMW i4 impresiona con su construcción extremadamente delgada y su densidad de energía optimizada. Pesa aproximadamente 550 kilogramos, tiene un contenido de energía de alrededor de 80 kWh y alcanza una autonomía operativa de hasta 600 km (373 millas) en el ciclo WLTP.

En general, la tecnología BMW eDrive de quinta generación establece nuevos estándares en términos de densidad de potencia, eficiencia y autonomía en una conducción local sin emisiones.

Producción en serie del nuevo BMW i4

La producción en serie del nuevo BMW i4 arrancará en 2021 en la planta principal del Grupo BMW en Múnich. Esto significa que, en el futuro, los vehículos con motor de combustión, los híbridos enchufables y los vehículos completamente eléctricos se fabricarán en la misma línea de ensamblaje en Múnich.

Integrar el BMW i4 en el sistema de producción existente representa un complicado reto para la planta de Múnich. El concepto de carrocería del BMW i4 difiere de las arquitecturas de los modelos de vehículos producidos en la planta hasta la fecha, por la necesidad de acomodar su batería de alto voltaje.

Aproximadamente el 90 por ciento del equipo de producción existente en el taller de carrocerías puede incorporarse al proceso, es decir, adaptarse a la fabricación del i4. Sin embargo, el diez por ciento restante, especialmente la maquinaria involucrada en la construcción de la estructura trasera, tendrá que ser nueva.

En las salas de montaje se instalará un nuevo equipo separado para la instalación de la batería de alto voltaje, que debe ser colocada en el coche desde abajo. Un desafío particular en el proceso de conversión/instalación en la planta son los estrechos y abarrotados pasillos en las salas de ensamblaje. Trabajando dentro de estos estrechos confines y en un plazo de seis semanas, se tendrá que retirar la vieja maquinaria e instalar el nuevo equipamiento. Esto requiere una planificación a largo plazo y una implementación precisa.

La compañía está invirtiendo un total de alrededor de 200 millones de euros en la planta de Múnich para llevar a buen término la producción en serie del BMW i4.