AL VOLANTE

Volkswagen Passat Variant R-Line Performance

Papá, papá cómo mola tu coche!

Análisis Exterior

Esta versión especial del Passat Variant destaca en primer lugar por su color Gris Ceres y la eliminación de todo elemento en cromo por negro brillo o mate como en las barras del techo. Esto le da un aspecto muy agresivo al diseño general del coche.

Unas llantas 19″ en negro brillo específicas para esta versión dan un aspecto deportivo, además de estar calzadas en una gomas que aportan dinamismo en la conducción.

En dimensiones no hay ningún cambio con respecto a la versión Variant, tiene unos 4,77 m de largo, 1,83m de ancho, 1,52m de alto con una batalla de 2,79m todo este conjunto da un peso de 1.695kg nada mal para un coche de estas cotas. Pero si resulta algo inquietante al nivel deportivo pero ya lo hablaremos más adelante.

 

óEn detalles específicos para este modelo tenemos las ópticas matriciales IQ.LED Matrix heredados del Touareg ofreciendo un buen haz de luz como una firma lumínica genial. Además las opticas están oscurecidas y aportan más diseño a este frontal.

Con los pilotos traseros nos pasa algo similar porque incorpora tecnología Led con intermitentes dinámicos, además de un aspecto oscurecido “Enrojecido” manteniéndose muy vivo en cuanto a diseño.

 

Análisis Interior

En el exterior podemos tener un Passat muy radical, pero en el interior nos sorprende la elegancia y sobriedad de todo lo nos ofrece, sin dejar a un lado la grandiosa habitabilidad interior. Los detalles en aluminio y logos R-Line estan en muchas zonas destacando su versión, pero no encontramos nada diferenciador a simple vista de ser un Performance.

En espacio de maletero podremos disfrutar de sus 650 litros de capacidad mínima y más de 1.700 litros de capacidad máxima si abatimos los asientos traseros.

Las plazas traseras son cómodas, incluso la plaza central podremos usarla con menor comodidad que las laterales pero mucho más cómodos que otros coches (por ejemplo SUV).

Las plazas delanteras igualmente ofrecen un espacio increíble, la tapiceria de este modelo es de piel con inserciones en carbono, además de integrar el Logo R-Line en los respaldos, las regulaciones son eléctricas y manuales para lumbares.

En el pasado reestyling del Passat, la marca alemana ofrece en este modelo una amplia gama de gadgets que son muy útiles tanto en seguridad como en confort. Tenemos el cuadro de instrumentos digital con menor tamaño pero con mejor resolución de ediciones anteriores, además la información que aporta es muy completa, incluso se podrá llevar el mapa de navegación en grande.

Además en esta edición especial llevamos la pantalla de info-entretenimiento más grande con la mejor usabilidad en sistema, con conectividad por bluetooth o cable compatible con dispositivos Apple y Android, además podremos cargar nuestro dispositivo por carga inductiva en la zona baja del salpicadero junto a la palanca de cambios.

DETALLES

Llantas 19″

Faros Matriciales IQ.LED Matrix

Motorización probada

2.0 TSi 203kW (272 CV)

DSG 7

\

Potencia 203 KW / 272 CV

\

Caja de Cambios automática DSG de 7 velocidades

\

Consumo combinado homologado: 8,4 l

\

Emisiones CO2 : 163 (g/km)

Análisis Dinámico

El Bloque 2.0 TSI del grupo VAG es ya conocido para nosotros y quizás para muchos de vosotros, es un bloque 4 cilindros en línea que en este Passat Performance nos da unos 272cv a 350 Nm de par máximo, asociado a una caja automática doble embrague de 7 velocidades, todo esto se transmite al asfalto gracias a la potente tracción 4×4 4motion de la marca alemana.

Los modos de conducción que ofrece el Passat nos da un plus de equilibrio “al uso” para poder disfrutar de este coche en todo momento, sin dejar de ser un coche familiar ideal para viajes, poder realizar algún tramo divertido con buen aplomo, además de poder hacer tus labores diarias sin mayor dificultad.

La suspensión es correcta, incluso en modo Sport no pasa a ser para nada incomoda por mayor dureza, el sistema de frenado no hemos detectado problemas de fatiga además un recorrido de pedal correcto, sin embargo donde nos dejo un poco mal sabor de boca ha sido con el sistema de escape, además de no ofrecer un sonido radical “al menos en el modo sport” no tenemos unas salidas reales en el difusor trasero.

 

El puesto de conducción es confortable, los asientos recogen de manera correcta e incluso dan algo de sujección adicional para conducción más rápida sin llegar a extremos, la visibilidad es correcta por todos los espejos y el giro de este Passat hace que el coche sea muy ágil a pesar de sus dimensiones.

La conducción semi-autonoma en el Passat es una realidad las pruebas realizadas nos han dado un resultado muy positivo con algunos flecos por pulir pero esta en un porcentaje muy alto de seguridad.

A niveles de consumos sólo podemos decir que de media combinada nos ha dado unos 10,5 litros a los 100kms y en modo eco unos 9 litros, si queremos una conducción más alegre de los 12 litros nadie baja a este Passat con sus 272 cv.

VIDEO-PRUEBA

AL VOLANTE
DEL Volkswagen Passat Variant R-Line Performance 2020

LA PRUEBA EN NUESTRA CUENTA OFICIAL DE INSTAGRAM

AVANCES DE LA PRUEBA

Nuestra valoración

Nuestra valoración por apartados generales del coche.
  • Diseño Exterior 95% 95%
  • Diseño Interior 85% 85%
  • Acabados interiores 95% 95%
  • Motorización 90% 90%
  • Consumos 85% 85%
  • Puesto de Conducción 90% 90%

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

Espacio interior

N

Aprobado

coNFORT DE MARCHA

N

APROBADO

PEGADA DINÁMICA

N

aprobado

¿QUÉ se puede mejorar?

EQUIPAMIENTO 

M

MEJORABLE

INTERIOR POCO DEPORTIVO

M

MEJORABLE

SISTEMA DE ESCAPE

M

MEJORABLE

veredicto final

Cuando buscas un coche “edición especial” esperas algo especial ¿no? ya te digo que con esta versión del Passat Variant tendrás algo “especial” pero no esperes demasiado, el coche si es verdad que viene bien equipado y con un espacio increíble. Sin embargo para quienes busquen un coche más deportivo en esta versión al menos en detalles me parece que se han quedado algo cortos.

Un punto muy crítico para mi ha sido el sistema de escape que podrían haber arriesgado por algo más radical, pero al menos haber hecho uso de las salidas del difusor trasero para que su aspecto sea mucho más diferenciador del resto de gama.

Si es verdad que por los menos de 50.000 € que cuesta esta unidad R-Line Performance “sólo 60 unidades disponibles a la venta” es un modelo muy completito, incluso como base para mejorarlo aún más.