RODANDO CON

BMW C 400 GT

Una Scooter lista para rutas cortas y largas.

C 400 GT

Análisis Exterior

Hoy nos adentramos en la ciudad para conocer de primera mano a la pequeña de la familia scooter de BMW. 

Tras el éxito de la C600 desde su estreno en 2010 llega un nuevo concepto urbanita más orientado a la eficiencia y el confort de marcha desde el minimalismo y las cotas reducidas para obtener mayor ventaja en la ciudad.

Más funcional que la C400X y con más equipamiento, la C400 GT es una moto completo tanto para uso urbano como para carretera.

La C400 se ofrece en dos versiones: la X, con menos superficie de plástico y carenado, algo más ligera y con un diseño más juvenil y la GT, concepto que lleva el sector de las scooters a un nuevo nivel de confort y calidad probablemente nunca visto en cilindrada media. 

La marca alemana estrena este modelo para cubrir el mercado y hacer frente a modelo como XMax 400 de Yamaha o Suzuki Burgman. 

Como buena alemana el catálogo de equipamiento es muy amplio, eso sí, tendremos que pagar casi por todo aquello que nos llame la atención.

De serie, la GT equipa iluminación Full led, sistema keyless con contacto por botón, asiento específico, pantalla de gran formato o el sistema Flexcase.

 

La calidad de acabados que encontramos en la Pagani es buena, con detalle que la diferencian bastante de otros modelos 125 “vintage”.

El asiento con tapizado muy bien tratado y diseño elegante, puños con grabado de la marca, portamatriculas en rueda, cuadro de instrumentos digital completo y minimalista, llantas de radio y tecnología led en piloto trasero e intermitentes.

Solo carece de sistemas de asistencia a la conducción pero tampoco los esperamos. Es una moto con buena calidad percibida pero sin extravagancias. Cuenta con lo justo y necesario para ir seguros y disfrutar de la conducción.

DETALLES

Negro tormenta metalizado

PANTALLA DIGITAL DE INSTRUMENTACIÓN “OPCIONAL”

Motorización probada

monocilíndrico 4 tiempos, dohc, 4 VALVULAS

\

Cilindrada 350 cc

\

Potencia Máxima: 34 CV a 7.500 rpm

\

Diámetro x carrera 80 mm x 69,6 mm

\

Par motor máximo: 35 Nm a 6000 rpm

Prueba en Ciudad

Dentro del asfalto la C400 GT domina sobradamente la ciudad, su baja altura de asiento, la suavidad de su motor y el confort de marcha la convierten en un modelo casi perfecto para la urbe.

El ángulo de giro es suficiente para moverse con soltura entre coches y por calles estrechas y aunque bien es cierto que su peso es algo elevado en marcha notaremos un centro de gravedad muy bajo que facilita su movilidad.

Su motor de 350 centímetros cúbicos rinde 34 caballos de potencia y un par motor de 35 Nm a 6.000 rpm y permite un ritmo muy ágil sobre todo a bajas vueltas, su salida de semáforo es más que buena.

A ritmos urbanos el consumo se sitúa cerca de los de los 3,4 litros a los 100 kilómetros.

La suspensión puede incomodar bastante a la hora de sortear resaltos y badenes, es algo más dura de lo esperado y con recorrido corto.

Para la frenada BMW ha optado por doble disco de 265 mm de freno radial con pinza de 4 pistones para la parte delantera y un solo disco de la misma medida con pinza flotante de un pistón para la parte trasera. Ambos con sistema ABS no desconectable.

Dentro del uso en ciudad podemos incluir un viaje para hacer la compra con el consecuente uso del hueco bajo el asiento.

En parado contamos con un gran cubicaje gracias al sistema flexcase en el que podremos guardar un casco integral y otro de tipo jet.

En movimiento el espacio decrece y tendremos que apañarnos con un espacio algo más justo en el que podremos meter únicamente un casco jet.

Prueba en Carretera

La funcionalidad de la scooter alemana no se queda en la ciudad y sobre todo el acabado GT nos permite sobradamente su uso por autovía y carretera secundaria.

Su par motor permite adelantar con decisión y la velocidad máxima se sitúa en unos 140 km/h por lo que mantener una velocidad de crucero será coser y cantar.

El diseño del carenado y de la pantalla nos protege del aire de manera notable y solo notaremos el mismo en brazos y parte superior del casco.

A velocidad de autovía el consumo puede que suba un poco respecto al de ciudad pero nunca superará los 4 litros cada 100 kilómetros.

En cuanto a la suspensión aprovecharemos su dureza sobre todo en autovía donde filtrará bien los baches pero no balancea lo más mínimo.

El equipo de frenos firmado por Bybre cumple con su cometido y su mordida es óptima con un tacto de manetas muy acertado.

El diseño del asiento es ergonómico y nos permitirá realizar rutas largas con una comodidad más que buenas.

VIDEO-PRUEBA

RODANDO CON LA BMW C 400 GT 2020

LA PRUEBA EN NUESTRA CUENTA OFICIAL DE INSTAGRAM

AVANCES DE LA PRUEBA

Nuestra valoración

Nuestra valoración por apartados generales del coche.
  • Diseño 80% 80%
  • Equipamiento 80% 80%
  • Motorización 85% 85%

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

Estética deportiva y contundente

N

Aprobado

Motor alegre y eficiente

N

Aprobado

Calidad sobresaliente de acabados

N

Aprobado

¿QUÉ se puede mejorar?

Hueco bajo el asiento en marcha algo justo

M

Mejorable

Suspensión dura

M

Mejorable

veredicto final

La exclusividad se paga, pero no es solamente eso. La unidad que estamos probando se acerca a los 10.000 € y puede parecer excesiva pero si la comparamos con otras rivales en cuanto a motorización veremos rápidamente la diferencia y entenderemos su alto precio.

Comodidad, fiabilidad, lujo y eficiencia a disposición de los clientes urbanos más exigentes.

La C400 GT llega a un segmento muy competitivo y lo hace a lo grande coronándose en lo más alto de la exclusividad de las scooters GT de media cilindrada.