Superando la barrera de los 500 Km/h, el SSC TUATARA es el coche de producción más rápido del Mundo!!

Oct 19, 2020 | Actualidad sobre 4 ruedas

Como lo oyes, el hipercoche americano SSC Tuatara, con 1750 cv de potencia, ha alcanzado una velocidad punta de 532,93 km/h, convirtiéndose así en el coche de producción más rápido sobre la faz de la Tierra.

El récord tuvo lugar en una carretera pública a las afueras de Las Vegas (obviamente la carretera fue cortada para albergar esta prueba) el sábado 10 de octubre de 2020. Para que el récord fuera oficial, el Tuatara debía de hacer dos pruebas consecutivas a alta velocidad, siendo la segunda en sentido contrario a la primera.

En la primera lanzada consiguieron alcanzar los 484,53 km/h de punta, mientras que en el segundo intento alcanzaron los 532,93 km/h de punta. De este modo, se consiguió una velocidad media de 508,73 km/h, siendo así el coche de producción más rápido de la historia.

SSC TUATARA más rápido del mundo

Mientras que todo el mundo se centraba en Bugatti y en Koenigsegg para ver cuál de las dos compañías batía antes la marca de los 500 km/h, SSC se ha anticipado. Para los que no conozcáis a SSC, es una compañía estadounidense que, allá por 2006 desarrolló el Ultimate Aero, el cual también batió el récord de velocidad llegando hasta los 414,26 km/h.

Para llevar al Tuatara hasta tales velocidades, los ingenieros de SSC utilizaron un V8 twin turbo de 5.9L de cubicaje, que produce 1750 CV usando gasolina E85, y 1350 con gasolina de 91 octanos. Además, se ha empleado una caja de cambios de 7 velocidades manual robotizada, garantizando que los cambios sean lo más rápidos y precisos posibles.

Tal y como podéis ver en las imágenes, el Tuatara tiene una aerodinámica muy cuidada, algo vital si pretendes que el coche circule a más de 500 km/h. 

SSC TUATARA más rápido del mundo

Para que el récord fuera legal, SSC ha tenido que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser un vehículo de producción (debe ser idéntico al producto que puede comprar un cliente)
  • Conducir en la misma ruta en ambos sentidos, de esta manera, se evita el factor viento, pendiente y demás.
  • El récord ha de conseguirse en una carretera pública, así se aseguran las condiciones de conducción “del mundo real”, en vez de hacerlo sobre una pista de aterrizaje o circuito.
  • El vehículo debe llevar un sistema GPS certificado que pueda medir de manera precisa la velocidad real, además de haber dos jueces que verifiquen el record. 
  • El vehículo debe montar neumáticos de calle y no debe usar combustible de competición.

El gran afortunado de llevar semejante máquina a tales velocidades ha sido el británico Oliver Webb, piloto de ByKolles Racing, equipo que disputa el WEC en la categoría LMP1. 

El británico ha asegurado que, con mejores condiciones, podría haber ido más rápido. Añade que el coche seguía empujando y estaba lejos de llegar a su límite, con lo que el récord podría haber sido aún mayor.

SSC TUATARA más rápido del mundo