Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Oct 4, 2020 | Opinión

Hubo una época, donde las marcas de coches innovaron y lanzaban al mercado coches realmente raros e interesantes. En este post, os enseñaré 5 coches que seguramente no hayas oído hablar de ellos, al no ser que seas un fanático de los coches como yo.

En esta publicación dejaremos a un lado los One-off y kit cars, y nos centraremos en coches que hayan salido de fábrica, aunque sea en pequeñas tiradas.

Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Messerschmitt KR175

Tras la Segunda Guerra mundial y la caída del tercer Reich, la empresa encargada de desarrollar los caprichos aéreos de Hitler, Messerschmitt, se encontraba en una situación muy difícil, ya que se le había prohibido a la empresa volver a fabricar su producto estrella, aviones de combate. Como solución, el ingeniero Fritz Fend se asoció con la empresa, y dieron vida a este peculiar triciclo, con cabina de caza de combate y dos asientos dispuestos en tándem (uno detrás de otro).

Se trata de un pequeño bólido, con un motor monocilíndrico de 175cc que desarrollaba 9 CV. Transmitía su poca potencia a la única rueda trasera a través de una cadena, al igual que una moto. 

Al igual que el Isetta o el Fiat 500, intentó movilizar a la Europa de la posguerra, pero sin el mismo éxito que su homólogo germano o italiano.

Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Mitsubishi Debonair V 3000 Royal AMG

Sí, has leído bien, un Mitsubishi AMG. Allá por 1987, cuando el preparador alemán AMG aún no pertenecía a Mercedes-Benz, colaboró con Mitsubishi para desarrollar una berlina de altas prestaciones para el mercado japonés. 

El Debonair AMG contaba con un V6 de 3.0 L de cubicaje que otorgaba unos decepcionantes 150 CV de potencia. Si a esta mezcla tan exótica le añadimos una suspensión realmente blanda, y tracción delantera, nos sale un resultado que hoy en día no esperaríamos de AMG.

El Debonair fue un fracaso absoluto, sin embargo no fue la única colaboración que hizo con Mitsubishi, pues también creó una versión AMG del Galant que sí tuvo cierto éxito y que hoy está muy cotizada.

Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Ford Racing Puma

Como ya sabréis, el mercado del automóvil se mueve por modas y la predominante en estos días son los mal denominados SUV´s. Pero hubo un tiempo donde la moda era tener un deportivo coupé económico, con tracción delantera y un buen comportamiento dinámico.

Así nacieron el Opel Tigra, el Hyundai Coupe o el Ford Puma, que estaba basado en un Ford Fiesta y contaba con un motor de 1.7 L con un sistema de distribución variable desarrollado por Yamaha, entregando 125 CV de potencia.

Sin embargo, Ford se guardaba una receta más picante para el pequeño coupé.

El pequeño felino de la marca del óvalo parece ser que tomó esteroides, pues la carrocería fue ensanchada al más puro estilo Kit Car de rallyes, también se ensancharon las vías del Puma, la suspensión se ajustó para que fuera más firme, y los frenos fueron mejorados por Alcon.

Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Isuzu Vehicross

¡Esto es un SUV y lo demás son tonterías! 

El fabricante nipón desarrolló este todoterreno con aires deportivos allá por 1997. Se comercializó tanto en japón como en EEUU y contaba con un motor V6 gasolina de 3.5 L y 218 CV de potencia. El propulsor entregaba 312 Nm de par y contaba con un sistema AWD controlado electrónicamente y una caja de cambios automática de 4 velocidades con reductora. En japón se comercializó una versión con tracción trasera pura.

Sin duda su estética y su mecánica hacen de este coche un auténtico unicornio. En Europa podemos encontrar alguna unidad interesante importada de EEUU.

Los coches más extraños que sólo los petrolhead conocen

Mercedes-Benz C30 CDI AMG.

Si bien es cierto que este coche es muy conocido en España, cuenta con una variante que fue muy criticada cuando salió y relegado al olvido inmediatamente. Es por eso por lo que hoy resucitamos al primer y único (y seguramente último) Mercedes AMG diesel.

Mercedes pensó que sería buena idea crear un deportivo “económico”, con un motor diesel, capaz de rivalizar con los BMW serie 3 compact que los jóvenes tanto ansiaban por comprar.

Se vendía tanto en la versión Sportcoupé, como en la berlina y en el familiar. Contaba con un motor de 5 cilindros de  3 litros, ya común en la gama de Mercedes, pero que AMG mejoró hasta los 231 CV y 540 Nm de par. 

Apenas duró un año en el mercado, por lo que hacerse con una de estas unidades puede ser algo complicado, pero no muy caro, nosotros hemos encontrad