Actualidad sobre 2 ruedasRodandoVideos
Tendencia

Rodando con la BMW F900 R 2021

DINÁMICA, PROGRESIVA, INTUITIVA.

 

La moto de ésta semana cuenta con un desafío muy grande a sus espaldas ya que viene a sustituir a una moto muy fiable y que ha resultado un éxito a lo largo de su extenso periodo de producción, nacida en 2009, la F800 R saltó al mercado como variante naked y más económica de la gama sustituyendo la correa por cadena en su kit de arrastre, entre otras cosas.

Desde entonces se ha mantenido casi inalterable con la excepción de un cambio significativo en su frontal en 2014 (pasó de su faro asimétrico a uno triangular invertido) y de las adaptaciones a la Euro 4.
Nuestra invitada viene a demostrar que es una digna heredera de la 800 y para ello trae toda la tecnología posible hoy en día en un envoltorio que a continuación detallamos:

La estética rompe con los moldes del pasado y trae unas líneas frescas y musculosas con guiños a diseños italianos y nipones que le sienta de maravilla y rejuvenece mucho a la naked media de la marca bávara.

Se trata de una moto con presencia agresiva y con un tamaño superior (y por tanto, peso) a las de sus competidoras más directas pero bien sabemos que BMW es experta en reparto de pesos y situación de centro de gravedad.

El subchásis trasero es corto dando protagonismo a la gran rueda trasera que pese a tener un ancho estándar (180) parece incluso más grande.

El color de la unidad de prueba es denominado “Azul San Marino” y a nuestro parecer es, junto al “Negro tormenta” la opción más sofisticada y deportiva, pero para gustos…

Full led, quickshift, pantalla LCD, suspensión electrónica, frenos Brembo y un sinfín de equipamiento y extras disponible en una naked muy premium.

PRUEBA EN CIUDAD

211 kg para entrar en ciudad y callejear puede resultar excesivo para algunos pero es cierto que la F900 R es una moto fácil de manejar, su asiento está a 815 mm del suelo y aunque no sea para todas las tallas es una cota respetable. Una vez en marcha el peso pasa a un segundo plano y su manejabilidad se hace sencilla, el reparto de pesos y un centro de gravedad bajo nos permiten fluir por el tráfico con sencillez.

Para el tacto del acelerador contamos con la tecnología Ride by Wire que nos permite contar con modos de conducción y, con ellos, diferentes configuraciones de sensibilidad del puño, por ejemplo, el modo Rain nos garantiza la suavidad necesaria a velocidades lentas dejando el golpe de gas al final del recorrido. El sistema ESA nos permite regular la suspensión a nuestro gusto, pudiendo elegir varios modos según vayamos solos o en compañía y con o sin equipaje.

En cuanto a su ergonomía contamos con un manillar ni alto ni bajo, ni ancho ni estrecho con el que poder combinar el uso en ciudad y en carretera.

El asiento tiene un mullido al nivel del segmento con un acabado excelente y unas formas que invitan a descolgarnos de la moto si lo deseamos, también contamos con unas estriberas situadas bastante altas y algo retrasadas para facilitar su manejo en trayectos más divertidos.

PRUEBA EN CARRETERA

Llegamos al problema de siempre en una naked de media o alta cilindrada: Motor sobrado para una lucha contra el viento insufrible. Y es que el motor de la F900 es ideal para trayectos por autovía gracias a un ritmo bueno en bajas vueltas y una gran recuperación pero no sirve de nada si vamos tan expuestos al aire a velocidad de crucero. Por tanto, disfrutaremos más si nos la llevamos por carreteras secundarias donde su par de 92 Nm a 6.500 vueltas convierte la moto en un verdadero demonio cuando activamos el modo Dynamic y enlazamos curvas con una facilidad pasmosa ayudados por el sistema Quickshift de subida y bajada de marcha que, si bien es un poco torpe y brusco en ritmo tranquilo, a la hora de subir marchas con alegría en la parte alta del cuentavueltas es todo un torbellino rápido y eficaz.

¿Cuál será el talón de Aquiles de la alemana? Pues el depósito de 13 litros de capacidad que dista mucho del equipado en su antecesora: 15 litros para 200 kg.

Pero bueno, sólo tendremos que concienciarnos de parar a repostar cada 200 km si llevamos un ritmo alegre. Tampoco es el fin del mundo.

Con el paso de los kilómetros la primera fatiga fueron las piernas debido a la colocación de las estriberas, tras ellas vino el ligero dolor e incomodez del asiento (típico en una naked deportiva).

El manillar no cuenta con una posición muy deportiva por lo que no sentiremos cargados los antebrazos ni las muñecas.

VIDEO PRUEBA en YouTube

¿QUÉ NOS HA GUSTADO?

¿QUÉ SE PUEDE MEJORAR?

VEREDICTO FINAL

Desde 8.995 € podrás tener ésta naked de BMW, una moto que parece que lleva años fabricándose debido a la precisión de ajustes y finura del motor, un motor que tiene dos caras gracias a los modos de conducción y que cumple en ciudad y aprueba con nota en secundarias.

¿Es digna heredera de la F800R? Sí. Y es que BMW ha dado un toque fresco presentando un diseño mucho más llamativo y además ha dotado de polivalencia para el día a día un motor de 105 cv y 92 Nm.

¿Veremos llegar una versión más radical? Esperemos que sí.

Nuestra valoración

Diseño
Diseño 75%
Equipamiento
Equipamiento 90%
Motorización
Motorización 85%

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Más información
Privacidad

Bloqueador de anuncios detectado

Se ha detectado un bloqueado de anuncios, comprendemos que pueda resultar incómodo navegar por la web con anuncios, pero gracias a ellos podemos hacer nuestro trabajo y traer el contenido para que lo puedas disfrutar, te agradeceríamos mucho que lo desactivaras para continuar navegando por nuestra web. Gracias!