Rodando con la Mash Dirt Track 650 2019

por | Dic 20, 2019 | Actualidad sobre 2 ruedas, Rodando, Videos

Si algo está de moda en el mundo de las dos ruedas son las Trail y las motos de estilo clásico, y una de las marcas más famosas de la última década en el segundo grupo es Mash. Estrena motor monocilíndrico de 650 centímetros cúbicos en una montura bastante especial. 

La invitada de esta semana es un modelo especial, una moto diseñada por y para aquellos con un sexto sentido pasional por lo sentimentalmente puro. 

Con dos ruedas y un motor una moto puede llegar a enamorarnos y ese parece el objetivo de la marca gala con la llegada al mercado de su modelo más potente hasta la fecha. 

Nada más verla por cualquiera de sus cuatro costados vemos un aura de personalidad única, un diseño muy “Tracker” con el que se consigue aunar el estilo clásico de Masha con ese toque canalla y off road que esta a la orden del día. 

Hoy rodamos con ella para analizar y verificar si estamos ante la mejor Mash de la gama, hoy probamos la Dirt Track 650.

Prueba en Ciudad

El lugar más común donde encontraremos este modelo es la ciudad, su estilo naked desprotegido, su peso ligero y su motor poco gastón la convierten en un modelo idóneo para su uso cotidiano. 

Es una moto que a primera vista puede engañar y una vez nos montamos en ella ya sentimos que no estamos sobre una Mash cualquiera. El asiento se sitúa más alto de lo que esperamos pero sin llegar a ser incómodo para personas de estatura media. Su postura es relajada y nos permitirá hacer muchos kilómetros entre semáforos, rotondas y badenes. 

Su tacto es nervioso y su enérgico cilindro nos pide marcha enseguida pero conseguimos dotarla y hacernos con ella rápidamente. 

Tiene un ángulo de giro correcto que nos permitirá maniobrar sin mayor problema. 

Es una gran candidata para el uso urbano. 

La suspensión para la jungla de asfalto puede antojarse algo dura pero se hace llevadera. 

La frenada cuenta con sistema ABS poco intrusivo y desconectable a través de un botón situado en la piña izquierda.

Prueba en Carretera

Todo aquel que mire esta moto puede asumir que no sólo de ciudad vive el hombre y nos pide a gritos trazados de curvas e incluso tierra, si tierra, ya que monta neumáticos mixtos 130/80-18 detrás y 120/80-18 delante, calza bastante bien. 

La ligereza de su chasis tubular lo percibimos al encarar la primera sucesión de curvas, toda una delicia que solo vemos torpedeada por una adherencia poco efectiva en cambios de rasante o con suelo mojado pero pese a todo la moto se muestra valiente y ágil gracias a sus 40 caballos de potencia a 6.000 rpm y a sus 45 Nm de par a 4.500 rpm. 

Todos estos números son más que eso, es una combinación perfecta para conseguir una moto equilibrada y polivalente. 

El par motor mencionado nos sirve para realizar adelantamientos con decisión e incorporaciones de manera cómoda y segura alcanzando punta muy por encima de lo permitido en autovía en España. 

Debemos decir que también recorrimos algunos kilómetros por tierra y barro y nuestras impresiones han sido más que gratas. Una respuesta del motor muy directa, una manejabilidad sorprendente y el detalle del ABS desconectable son algunas de sus mayores virtudes fuera del asfalto.

Equipamiento y Acabados

El equipamiento del buque insignia de la marca francesa sigue siendo austero ya que es una moto bastante conservadora que cuenta con lo justo y se podría resumir en ABS desconectable, inyección DELPHI, faro, piloto trasero e intermitentes con tecnología les e instrumentación Digital con indicador de marcha engranada.

Los acabados son decentes, con una sensación de calidad percibida algo más alto que sus hermanas pequeñas y un buen ajuste.

Nos ha gustado

  • Estética rompedora
  • Motor cumplidor 
  • Buena gestión de vibraciones

No nos ha gustado

  • Neumáticos en condiciones adversas 
  • Calidad de algunos materiales
  • Cilindro simple: 4T, árbol de levas simple en cabeza, 4 válvulas
  • Desplazamiento: 647 cc
  • Diámetro de carrera: 100 x 82 mm
  • Inyección: electrónica DELPHI
  • Encendido: electrónico
  • Arranque: eléctrico
  • Enfriamiento: aire / aceite
  • Potencia máxima: 40 CV a 6000 rpm (29,4 Kw)
  • Par: 4.6 Mkg a 4500 rpm
  • Compresión: 8.8 / 1
  • Caja de cambios de 6 velocidades
  • Suspensión delantera: horquilla reversa hidráulica Ø 41 mm
  • Frenado: ABS desconectable.
  • Freno delantero: disco de Ø 320 mm, Pinza radial de 4 pistones
  • Freno trasero: disco de Ø 240 mm, pinza de doble pistón
  • Neumático delantero: 120 / 80-18
  • Neumático trasero: 130 / 80-18
  • Largo x Ancho x Alto: 2080 x 890 x 1180 mm
  • Altura del asiento: 780 mm.
  • Peso en seco: 163 kg
  • Depósito de combustible: 13 litros

PVP: 5.595€

*Matriculación no incluida

Más información en la web oficial de Mash España

 

Nuestra valoración

%

Diseño

%

Equipamiento

%

Motorización

Veredicto Final

La sensación que nos deja ésta Mash es bastante bueno. Han demostrado que no sólo saben hacer motos 125 low cost sino que también son capaces de hacer motos pasionales y cumplidoras. 

La Dirt Track es el modelo más polivalente de la gama combinando ligereza, potencia y estilo. 

Si eres de los que su frontal no le convence te recomiendo verla en persona  puede que te cautive y sino siempre se puede instalar un faro redondo halógeno convencional. 

Por 5.595 € podemos tener una de las motos más atrevidas del mercado.

Mash Dirt Track 650 2019

Galería de imágenes